Again?! Fishermen Drag Sharks From Ocean To Take Photos

A esto lleva la obsesión de la humanidad para sacarse “selfies”…

Todos quieren pretender en las redes sociales que llevan una vida perfecta, lo que lleva a individuos a situaciones extremas para obtener fotografías con animales exóticos y vida marina salvaje.

Esto primero fue en Argentina, donde turistas pasearon a un bebé delfín para sacarse selfies (efectivamente matándolo en el proceso). Después, dos idiotas sacaron a un tiburón del océano para sacarse fotos con él.

Humanidad, estas mostrando tus tendencias narcicistas.

Ahora, las noticias muestran a dos pescadores llamados Josh Butterwort y John Bonnitcha, “pescando” no uno, no dos, sino 10 tiburones durante su viaje de pesca.

Credit: Josh Butterworth

Durante el viaje de pesca de 4 días estos hombres pescaron tiburones sólo por “deporte”.

Por supuesto, tuvieron que arrastrar los tiburones hasta la costa y fue para sacarse “selfies” (como trofeos de caza en Africa) porque parece que no logran satisfacer sus problemas de ego.

Credit: Josh Butterworth

Gracias a Hollywood los tiburones tienen fama de ser peligrosas y feroces criaturas y la realidad es que no les dan descanso. Cada año, los humanos, matan a 100 millones de tiburones (muchos con fines gastronómicos y otros simplemente son heridos y muertos durante la captura). Esto es trágico, porque los tiburones tienen un rol vital para mantener el balance en el ecosistema y en efecto, en combatir el cambio climático. Este estudio explica todo.

Credit: Josh Butterworth

Los pescadores deberían liberar a los tiburones después de obtener las fotos, esto no justifica el hecho de que estas criaturas quedan traumatizadas y lastimadas durante el “deporte humano”.

Este comportamiento es perdonable? Qué les da el derecho de tomar ventaja sobre otras criaturas con el objetivo de entretenerse?

Estas cuestiones y otras deberían ser preguntadas por los activistas de los derechos de los animales quienes se encuentran furiosos por los complejos de superioridad humana.

 

Por Amanda Froelich (trueactivist.com)

Fuente: anonhq.com

Traducción y adaptación: Luciano Salellas