Hemos oído hablar durante los últimos años sobre que la NSA espía a presidentes de países extranjeros. Pueden pinchar llamadas, leer mensajes, emails, etcétera. Pero nunca hemos visto que el propio presidente de los Estados Unidos haya tenido ese problema,sobre todo por la seguridad que lleva el teléfono que utiliza, y la red en la que operan las instituciones americanas. Pero, ¿qué red es esa tan segura que utilizan en Estados Unidos para evitar estos pinchazos?

Su nombre es SIPRNet, cuyas siglas vienen a significar Red para la Transmisión de Contenido Secreto. Toda la información que se transmite en ella es automáticamente clasificada como “secreta”, y todos los ordenadores que están conectados a la red son automáticamente marcados y monitoreados por DISA, la Agencia encargada de gestionar los sistemas de seguridad y defensa del país. DISA da información y comunicación en tiempo real al ejército y a los miembros más importantes del gobierno americano, como el Presidente, el Vicepresidente o el Secretario de Defensa.

¿Quién la utiliza y cómo funciona?

Esta red fue creada en 2001, con motivo de los atentados del 11-S y para sustituir la Red de Seguridad de Defensa que hasta entonces operaba en el país. El público no supo de su existencia hasta 2010, cuando unos cables de Wikileaks revelaron su existencia, y despertaron la curiosidad de los ciudadanos. Esta red es accesible para alrededor de 400.000 o 500.000 usuarios relacionados con instituciones de seguridad y gobierno de Estados Unidos. Entre las instituciones cuyos usuarios tienen acceso, se encuentra el FBI, la DIA o el Departamento de Seguridad Nacional.

Pentagono

Para tener acceso a ella, hace falta tener un ordenador y un lugar aprobados por la DISA. Un ordenador no puede moverse de una zona clasificada como secreta, y a la que sólo se puede acceder con la identificación adecuada. En el caso de que el ordenador con el que se quiera acceder sea un portátil, éste deberá ser guardado en una caja fuerte, cuyas medidas de seguridad deberán ser aprobadas también por la DISA. En el caso de que se quiera sacar un pen drive con información obtenida de esta red, este contenido no podrá ser leído en un ordenador normal, ya que está cifrado y sólo se puede acceder en un ordenador adaptado para conectarse a la SIPRNet. Además, todo el contenido que se saque en el pen drive será marcado como “secreto”.

Tres niveles de seguridad

En el nivel más bajo de seguridad, se encuentra la red NIPRNet. El cambio de las dos primeras letras implica que la información transmitida en esta red pasa de ser secreto a no clasificada, es decir, confidencial. Acceder a SIPRNet implica obtener acceso a esta red menor, pero no al revés. Ejemplos de información que se transmite en NIPRNet son las comunicaciones entre centrales eléctricas nucleares, información médica, u horarios de reuniones de cargos militares. Esta red permite acceder también al Internet común.

En un punto medio de seguridad se encuentra el SIPRNet, cuya información es clasificada y es secreta, e incluye emails entre personas cuyo contenido es sensible. En esta red se suelen transmitir la gran mayoría de documentos, ya que la mayoría tienen clasificación de “secretos”. Esa clasificación significa que, de hacerse públicos esos documentos, la seguridad nacional podría verse seriamente dañada o amenazada. Ejemplos de información transmitida en esta red pueden ser horarios de ataque u objetivos militares, o cuestiones relacionadas con el gobierno.

El nivel más alto, cuyo contenido es alto secreto, es utilizado por el Pentágono y las agencias de inteligencia. En ella se transmiten los datos más sensibles posibles, como una discusión sobre un líder de ISIS al que buscan asesinar, o fotografías vía satélite de objetivos para bombardear.

 

 

Desde fuera de casa

Para acceder al entramado de redes no hace falta encontrarse en los Estados Unidos. Hay puntos de acceso por todas partes del mundo, cuya localización obviamente se desconoce por motivos de seguridad. El soldado Bradley Manning hizo públicos en 2013 alrededor de 250.000 documentos militares y diplomáticos en Wikileaks, cuyo contenido iba desde no confidencial hasta secreto. Este soldado afirmó que él pudo acceder a la red SIPRNet desdeuna instalación militar situada en Baghdad. A partir de esta filtración, en el año 2010, Hillary Clinton ordenó que la Secretaría de Estado no tuviera acceso a la SIPRNet, ya que, posiblemente, esa institución fue el origen de la filtración.

conexion mundial

El hecho de que se pueda acceder a esta red desde fuera de Estados Unidos hace ver que SIPRNet no es una red exclusivamente física y aislada mediante lo que se conoce como “air gap”, con cableado único para comunicar las correspondientes instalaciones. Probablemente, utilizarán un cifrado muy seguro para transmitir la información, o comunicaciones vía satélite.

 

Por Alberto García

Fuente: adslzone.net